Como será mi instalación de autoconsumo?

1 Paneles Fotovoltaicos
Son los responsables de transformar la energía solar en electricidad (corriente continua – DC) mediante las células fotovoltaicas. Su rendimiento para producir energía varía en función de su orientación e inclinación respecto al sol, la temperatura ambiente y la climatología.

2 Inversor
Es el equipo que convierte la electricidad que le llega de los paneles fotovoltaicos de corriente continua (DC) a corriente alterna (AC). Este equipo también puede llegar a transferir el excedente de energía a una batería para su almacenamiento (en este caso, se llama inversor híbrido).

3 Batería
En caso de que quieras más independencia de la red eléctrica, puedes instalar una batería para utilizar la energía almacenada; o bien cuando no hay suficiente producción (días nublados), o bien de noche, para alargar su uso de tu energía.

4 Sistema de Monitoreo
Pieza clave para saber en todo momento cómo funciona tu instalación fotovoltaica y mantenerla con óptimas condiciones de funcionamiento. Además, este sistema es muy útil para saber cómo, cuándo y con qué electrodomésticos consumes energía, para cambiar tus hábitos de consumo y amortizar tu instalación lo antes posible.

5 Conexión a la red
Para producir energía necesitas el sol, y por la noche la red eléctrica actúa como batería de tu excedente de energía, garantizando tu confort durante toda la noche, así como en los días nublados.

¿Qué pasa con la energía que genera mi instalación y no la consumo?
Que la puedes compensar por la que consumes por la noche. El nuevo RD 244/2019 te permite compensar el término de energía consumida con tu excedente durante el período de un mes. Por lo tanto, sacarás el máximo partido a tu energía.
¿Qué pasa si hay un día nublado?
Los paneles fotovoltaicos producen menos electricidad en días nublados, por lo tanto, es aconsejable mantener tu hogar conectada a la red y hacer un buen estudio de la potencia contratada para continuar disfrutando de tu máximo confort en estos días grises.
Mi ahorro proyectado coincidirá con el ahorro real durante toda la vida de la instalación?
El ahorro real puede variar el ahorro previsto por varias razones, como por ejemplo: si hay nuevos objetos que hagan sombra a los paneles fotovoltaicos (nuevos edificios, árboles que crezcan rápido …), si cambias de plan de luz, si cambias tus hábitos de consumo y haces más uso de energía por la noche, el precio de venta de tu excedente de energía …
¿Qué significa producción garantizada?
Como prevemos tu producción anual de energía, si hay algo que no rinde al nivel esperado, nosotros avisaremos para hacer una revisión y recuperar tu generación lo antes posible. Esto siempre que tengas contratado el servicio de monitorización con nosotros.
¿Cuánto duran las instalaciones de autoconsumo?
La vida útil de una instalación de autoconsumo depende del entorno y de las garantías de los elementos que la componen. Las garantías, actualmente, están entre 7 y 10 años en los equipos inversores, 10 años para los paneles fotovoltaicos como producto. Además, para los paneles, hay asociada una garantía de producción, que garantiza que durante los primeros 25 años producirán como mínimo el 80% de su capacidad.
¿Qué mantenimiento se requiere?
La mayoría de las instalaciones solares requieren poco mantenimiento durante la vida del sistema y es posible que un cierto cuidado proactiva te ayude a maximizar el valor de tu inversión. Por ejemplo, si vives en un entorno con polvo, un lavado periódico de los paneles puede ayudar a aumentar la producción de electricidad y es posible que los inversores puedan necesitar ser sustituidos al final de su vida útil para garantizar tu producción de energía.
Hay riesgos asociados a la instalación de autoconsumo?
Los problemas relacionados con la instalación y el funcionamiento de una instalación de autoconsumo son relativamente poco frecuentes, pero pueden incluir algunos daños en los tejados (filtraciones de agua, movimiento de la estructura de la instalación para fuertes vientos …), en función de la climatología de la zona. Si se instalan y se mantienen correctamente, los paneles fotovoltaicos no deberían suponer ningún peligro para tu hogar.